5 ALIMENTOS QUE JAMÁS DEBES RECALENTAR Y POR QUÉ!

Actualmente por motivos laborales o de estudio, muchas personas han empleado un método nuevo para poder consumir sus comidas en sus horas de descanso.

Como es de esperarse, los alimentos suelen enfriarse durante las jornadas laborales, entonces se acude al recalentado para poder disfrutar nuestro almuerzo o cena en la temperatura ideal, sin embargo, hay varios alimentos que no son recomendables para recalentar.

5 ALIMENTOS QUE JAMÁS DEBES RECALENTAR Y POR QUÉ!

En el pasado surgieron muchos rumores acerca de los efectos negativos que tiene el microondas en los alimentos que consumimos y, de una u otra forma si tiene un efecto dañino pero solo en determinadas comidas.

Ahora, para saber cuales son estos consumibles es necesario que tomes nota y que trates de evitar recalentarlos para no sufrir malestares innecesarios.

5 SUMINISTROS QUE NO PUEDES NI DEBES RECALENTAR.

ESPINACAS Y HORTALIZAS:

Los nutricionistas recomiendan ingerir las hojas de verduras y demas hortalizas en ensaladas precisamente para evitar mantenerlas en temperaturas demasiado altas.

En ocasiones, cocinar estas plantas no causa gran daño, pero el problema radica cuando se recalienta pues cada hoja posee un nutriente llamado nitrato.

Cuando este se expone a altas temperaturas se transforma en nitrosamina, un componente altamente cancerígeno.

HONGOS COMESTIBLES:

El secreto de estos comestibles es la forma en la que los guardas. Si colocas las setas en tu nevera por más de 24 horas procura no calentarlas en tu microondas, pues las proteínas que contienen se deterioran muy rápido cuando se calientan varias veces y, si las consumes en ese estado puedes sufrir dolencias estomacales e intestinales.

PAPAS:

Al calentar las papas luego de su cocción se logra la creación de una bacteria que origina la enfermedad del botulismo, la cual genera parálisis neuromusculares y actúa en la piel de una manera muy parecida al tétanos.

Si vas a conservar estos alimentos para consumirlos más tarde, procura mantenerlos y comerlos a temperatura ambiente.

ARROZ:

Con el arroz debemos tener mucho cuidado, pues el recalentado no es lo único que nos afecta, también lo hace mantenerlo a temperatura ambiente.

En ambos casos se pueden alojar microbios en este alimento, causando enfermedades intestinales y estomacales severas como vómitos y diarrea que poco a poco deshidratan el cuerpo. Es preferible refrigerarlo de inmediato y calentarlo justo cuando vayamos a comer sin dejarlo bajo ningún reposo.

POLLO:

Las proteínas y vitaminas que contiene la carne de ave se descomponen con demasiada rapidez y pueden causar indigestión inmediata, de igual manera se pueden presentar síntomas de acidez y dolores estomacales y vómitos.

Aunque esta sea una manera válida para poder alimentarte, trata de evitar hacer esta acción con los alimentos antes mencionados. Es importante que te mantengas sano para poder realizar tus actividades cotidianas sin ningún tipo de interrupciones por enfermedades que se pueden evitar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!