El sexo del bebé afecta el desarrollo del embarazo

¿El sexo del bebé provoca ciertas complicaciones en el embarazo?

Las complicaciones graves del embarazo son más probables cuando las mujeres tienen un bebé varón, según sugiere una investigación reciente.

Después de analizar más de medio millón de nacimientos en Australia, los investigadores dijeron que el género del bebé podría estar relacionado con la salud de la madre y el niño. “El sexo del bebé tiene una asociación directa con las complicaciones del embarazo”, dijo la primera autora del estudio, la Dra. Petra Verburg, del Instituto de Investigación Robinson de la Universidad de Adelaida en Australia.

Los bebés varones tenían más probabilidades de nacer antes, lo que hace que tengan más problemas de salud. Además, los autores señalaron que las mujeres que llevaban niños tenían una probabilidad ligeramente mayor de tener diabetes durante el embarazo  y preeclampsia , una condición grave de presión arterial alta , cuando estaban listas para el parto.

Ademas

Aunque no está totalmente claro por qué esto es así, “es probable que haya factores genéticos”, dijo Verburg. Los resultados son ciertos, dijo el Dr. Querube Santana-Rivas, un neonatólogo en el Nicklaus Children’s Hospital en Miami.

“El género masculino es un factor de riesgo para muchas de las complicaciones inmediatamente después del nacimiento, especialmente en la población prematura”, dijo Santana-Rivas. Los resultados también se hacen eco de algunos hallazgos de estudios anteriores, dijo Verburg. Una posible explicación es que la placenta, el órgano que nutre al feto en desarrollo , es diferente en niños y niñas.

La placenta es crítica para el éxito del embarazo, y es un órgano que técnicamente pertenece al bebé , por lo que es genéticamente idéntica al bebé.

En una investigación previa con embarazos normales, el equipo de Roberts encontró diferencias de sexo en la expresión de 142 genes en la placenta. Los investigadores dijeron que los defectos en cómo se desarrolla y funciona la placenta están relacionados con las complicaciones del embarazo.

Confirmación de riesgos por el sexo del bebé

Para el nuevo estudio, Verburg, Roberts y sus colegas evaluaron más de 574,000 nacimientos en Australia desde 1981 hasta 2011.

En comparación con las niñas, los niños tenían un 27 por ciento más de probabilidades de parto prematuro entre las 20 y las 24 semanas de gestación; 24 por ciento mayor riesgo de nacimiento entre 30 y 33 semanas; y un 17 por ciento más de probabilidades de nacer en 34 a 36 semanas, según el estudio. El parto a término es entre 39 y 41 semanas, según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos.

Además, los investigadores apuntaron que la diabetes gestacional era un 4 por ciento más probable en las mujeres que tenían niños, y la preeclampsia a término era un 7,5 por ciento más probable que en los niños.

Sin embargo, el estudio halló que las mujeres que llevaban a niñas tenían un riesgo 22 por ciento más alto de contraer la eclampsia en las primeras etapas del embarazo, lo que requería un parto prematuro.

Aún así, la investigación simplemente muestra una asociación entre el género y las complicaciones del nacimiento, no una relación de causa y efecto. Los hallazgos no deben alarmar a las futuras madres, sin importar el sexo de su hijo por nacer, dijo Roberts.

Conclusión

El consejo, por ahora, es el mismo que para todas las mujeres que quedan embarazadas, dijo Roberts. Eso significa temer una buena dieta e intentar mantener un peso saludable antes de concebir.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!