¿Puede la Vitamina D ayudarme a perder peso?

Beneficios de la Vitamina D para bajar de peso

La vitamina D es un nutriente esencial, lo que significa que tu cuerpo lo necesita para desarrollar diferentes funciones. Tradicionalmente, su importancia fue relegada a la salud ósea. Un consumo deficiente de esta  podría provocar raquitismo en los niños y osteoporosis en los adultos.

En la última década ha existido un aumento en la investigación de la vitamina D, y gran parte de ellas sugieren que es más multifuncional y crucial de lo que se creía anteriormente. Una revisión de 2014 en la revista Frontiers in Physiology reunió evidencia de que el bajo nivel de esta vitamina se asocia con una variedad de enfermedades inflamatorias, desde artritis y asma, hasta enfermedades inflamatorias intestinales y lupus.

La investigación también ha sugerido que la vitamina puede tener una relación con el peso. “Sabemos que las personas clasificadas con sobrepeso u obesas tienden a tener niveles más bajos de vitamina D en la sangre, y esto es cierto incluso después de ajustar la exposición al sol y la ingesta de suplementos “. dice la Dra. Anne McTiernan, profesora investigadora de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Washington.

Otros estudios de la vitamina D

Así mismo, se han estudiado los  efectos de la suplementación con vitamina, sobre la actividad hormonal y los cambios de peso corporal en mujeres posmenopáusicas que también participaban en un programa de pérdida de peso. Las mujeres cuyos niveles de vitamina D en la sangre aumentaron a lo que se considera un nivel normal perdieron más peso, bajaron un promedio de 19 libras, mientras que las mujeres que no alcanzaron un estado normal perdieron en promedio 13 libras.

Esto sugiere que las mujeres que quieren perder peso podrían pedirle a su médico que compruebe sus niveles de vitamina D. Si los niveles son demasiado bajos, entonces el médico probablemente recomendará al paciente que tome suplementos y lleve una alimentación diferente.

La baja vitamina D parece ser una consecuencia del aumento de peso y la obesidad, y no una causa del aumento de ellos. Es posible que la vitamina bloquee de alguna manera la producción de células grasas. Desafortunadamente, la mayoría de las investigaciones existentes sugieren que la relación inversa es más probable. Una caída en grasas provoca un aumento en los niveles circulantes.

La vitamina D es absorbida por el tejido adiposo y, por lo tanto, es menos probable que esté en la sangre si las personas tienen sobrepeso u obesidad”, dice el Dr. Mark Moyad, director de medicina preventiva y alternativa de la Universidad de Michigan. Moyad. Ademas la elevada inflamación causada por la obesidad también reduce los niveles  en la sangre

Ademas

Estas asociaciones han persuadido a muchas personas a pensar que la vitamina D puede ayudar a perder peso. Pero no hay evidencia de que la vitamina D controle la pérdida de peso, dice el Dr. Zhaoping Li, profesor de medicina y director de nutrición clínica en el Centro Médico de UCLA.

Moyad dice que la misma direccionalidad parece existir cuando se trata de vitaminas y otras enfermedades. Los comportamientos que amenazan tu corazón, como fumar o un estilo de vida sedentario, pueden disminuir los niveles de vitamina D en la sangre. Pero tomar suplementos no contrarrestará los efectos negativos de este habito.

Un estudio publicado el año pasado, el  más grandes y completos hasta la fecha, encontró que dar a las personas un suplemento de vitamina D  no redujo el riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer o riesgo de muerte. Y más investigaciones han demostrado que los vínculos entre la suplementación con vitamina D y las enfermedades inflamatorias  tampoco son claros.

También puede haber un vínculo entre el bajo contenido de vitamina D y la fatiga. En un estudio de 2014 , los investigadores de la Escuela de Medicina Cooper de la Universidad de Rowan informaron que las personas con niveles bajos también tenían síntomas de fatiga y que la normalización de sus niveles mejoró significativamente la gravedad de su malestar. Sin embargo, se desconoce si un aumento en los niveles de energía podría traducirse en más ejercicio.

conclusión

No hay duda de que la vitamina D es importante para la salud. Y muchos estadounidenses, tal vez incluso la mayoría de ellos, tienen niveles insuficientes. Pero la mayoría de la evidencia hasta la fecha sugiere que la baja en vitaminas es una consecuencia de tener sobrepeso o malestar, no la causa. Y tomar suplementos no parece hacer desaparecer estos problemas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!