Variedades de Té Verde y sus Atributos.

Tipos de Té Verde

Hay una gran variedad de té verde disponibles en todo el mundo. El tipo llamado sencha es el más popular y generalmente el más fácil de encontrar. Otras variedades menos conocidas incluyen:

  • Fukamushi Sencha
  • Gyokuro
  • Kabusecha
  • Matcha
  • Tencha
  • Genmaicha
  • Hojicha

¿Qué es el Té Verde Matcha?

El  Matcha es un té verde concentrado de alto grado, finamente molido. Se ha utilizado tradicionalmente en ceremonias de té japonesas durante cientos de años y recientemente ha ganado notoriedad por su alto contenido de antioxidantes. Cuando tomas té Matcha, bebes las hojas de té, que se han molido. Esto permite obtener aún más nutrientes en comparación con beber té verde remojado.

Las plantas de té que se cultivan específicamente y se usan para hacer Matcha también suelen estar sombreadas durante dos semanas para aumentar los niveles de clorofila antes de que se recojan las hojas, lo que aumenta aún más la concentración de compuestos saludables. El té verde Matcha tiende a ser más caro que comprar hojas para remojar. Generalmente está disponible en forma de polvo y es una buena opción para agregar el sabor  y los beneficios del té a recetas como batidos, productos horneados o helados.

Té verde vs. Té Negro

Tanto el té verde como el negro comparten muchos de los mismos beneficios, considerando que provienen de las mismas plantas. El procesamiento de diferentes tés da como resultado los distintos colores, sabores y beneficios para la salud. Las hojas de té verde se secan en un tiempo más corto que las del negro antes de procesarse, por lo que mantienen su color más verde.

En comparación con el  verde,  el negro es más procesado. El té verde se seca y se somete a un proceso de sartén o de calentamiento al vapor según la variedad. El té negro se elabora con hojas que se han oxidado, lo que significa que se les permitió marchitarse y dorarse a propósito después de la recolección.

El té verde tiene un poco más de antioxidantes en comparación con el negro, aunque ambos son fuentes excelentes. El valor del contenido de antioxidantes del té negro preparado es 1.128, mientras que el del té verde es ligeramente superior a 1.253. Algunas investigaciones muestran que el té verde contiene más de cuatro veces las catequinas que el té negro. Ambos tipos pueden aportar antioxidantes a tu dieta y se ha demostrado que tienen efectos antivirales, antiinflamatorios, desintoxicantes e inmunoestimulantes.

En términos de su contenido de cafeína, el verde suele ser más bajo en cafeína que el té negro. Ambos tienen menos cafeína que el café o las bebidas energéticas, lo que las hace adecuadas para las personas que no pueden tolerar el consumo de mucha cafeína.

Datos Nutricionales

Flavan-3-ols, el tipo de flavonoides que se encuentra en el té verde y otros tés, proporciona muchos de los efectos antiedad del té verde. Las catequinas en varios tipos de tés son los polifenoles que parecen tener los efectos antioxidantes más potentes, de acbeneerdo con Natural Standard, el principal y más respetado revisor de compuestos herbales. Los flavan-3-ols específicos que se encuentran en el té verde incluyen monómeros llamados:

  • Epicatequina
  • Epigalocatequina
  • Gallocatequina
  • Derivados de galato.

Un compuesto bien conocido que se encuentra en el té verde se llama EGCG (que significa epigalocatequina-3-galato). Este se asocia con actividades metabólicas mejoradas que pueden prevenir el aumento de peso o ayudar a mantenerlo. Algunas de las formas en que el EGCG parece funcionar es al aumentar la termogénesis (el cuerpo produce calor al usar energía) y suprime el apetito, aunque no todos los estudios han encontrado evidencia de que estos efectos sean sustanciales.

También contiene muchos otros compuestos protectores, incluyendo:

  • Ácido linoleico
  • Quercetina
  • Aginenina
  • Metilxantinas, que incluyen cafeína, teobromina y teofilina
  • Muchos aminoácidos y enzimas
  • Moléculas de carbohidratos, como celulosa, pectinas, glucosa, fructosa y sacarosa.
  • Pequeñas cantidades de minerales y oligoelementos como calcio, magnesio, cromo, manganeso, hierro, cobre y zinc.
  • Clorofila y carotenoides.
  • Compuestos volátiles como aldehídos, alcoholes, ésteres, lactonas e hidrocarburos

Algunos de los beneficios del té verde asociados con el consumo de estos compuestos incluyen alergias reducidas, salud ocular y mejor visión, salud de la piel, función inmunológica mejorada, resistencia y protección contra el daño de los radicales libres y el cáncer.

Cómo Usar el Té Verde

La mayoría de los expertos recomiendan beber entre tres y cuatro tazas por día para obtener los beneficios antiedad. Pero incluso tomar una o dos tazas es un paso en la dirección correcta.

La forma estándar de preparar té verde es:

  1. Coloca las bolsa de té o las hojas en la tetera.
  2. Calienta el agua, pero no dejes que hierva por completo y se caliente demasiado, ya que esto puede destruir algunos de los compuestos delicados que se encuentran en las hojas.
  3. Vierte el agua caliente en la tetera para remojar las hojas durante solo 1–3 minutos. Las hojas más grandes necesitaran más tiempo que las hojas más finas y pequeñas. En este punto, también puedes agregar cualquier hierba fresca que planees remojar.
  4. Una vez preparado, vierte un poco de té  en cada taza para que la concentración se distribuya uniformemente. En este punto, puedes agregar un poco de jugo de limón o miel cruda como toque final.

Una práctica común en todo el mundo es combinar el té con hierbas frescas remojadas. Prueba el romero, el jengibre, la salvia, el orégano, la mejorana, la menta o el diente de león en el té para obtener un aumento adicional de antioxidantes. También puedes agregar jugo de limón fresco o un poco de naranja para darle un sabor refrescante.

Posibles Efectos Secundarios y Precauciones

Es importante señalar que si bien puede ser muy beneficioso, beber solo el té verde probablemente no mejorará tu vida ni te protegerá de enfermedades. Las investigaciones sugieren que un estilo de vida saludable explica los beneficios observados en las personas que beben té. El problema con muchos estudios sobre los efectos del té verde es que son sobre cierta población y no son experimentos. En muchos de estos estudios, otros factores y hábitos relacionados con el estilo de vida, no están bien controlados, por lo que es difícil sacar conclusiones. En general, los estudios han encontrado una gran cantidad de beneficios para la salud, especialmente en lo relacionado con el antienvejecimiento, pero la conclusión es que la calidad de la dieta general es realmente lo más importante.

También hay varios efectos nocivos del consumo excesivo de té verde. Estos incluyen consumir suplementos contaminados marcados como extracto de té verde, alto consumo de cafeína, consumir aluminio y los efectos de los polifenoles en la biodisponibilidad del hierro. Los extractos  no deben ser tomados por pacientes con insuficiencia renal, enfermedad hepática, afecciones cardíacas o problemas cardiovasculares mayores sin la supervisión de un médico. Las personas sensibles a la cafeína deben tener cuidado con su ingesta. Las mujeres embarazadas y en período de lactancia no deben tomar más de una o dos tazas por día, ya que algunas investigaciones demuestran que la cantidad de cafeína puede interferir con los ritmos cardíacos normales.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!