Alimentos para que tu Piel Luzca Radiante

 

¿Que Alimentos me Ayudan con el Cuidado de la Piel?

Todo el mundo tiene una crema o un tratamiento facial favorito, pero la piel hermosa comienza con la nutrición desde el interior. Las células más viejas son eliminadas y reemplazadas constantemente por las más jóvenes y un suministro constante de nutrientes es clave y esencial para apoyar ese rápido crecimiento. Ten el balance correcto de alimentos y nutrirás a tu piel con todo lo que necesita para mantenerse suave, flexible y sin manchas.

Dicho esto, por mucho que intentemos resistirlo, nuestra piel envejecerá naturalmente. Las arrugas y las manchas de la edad son el resultado inevitable del tiempo. Pero el envejecimiento de la piel puede acelerarse por la exposición al sol, los jabones fuertes, los productos químicos y la mala nutrición. Con esto en mente, un enfoque holístico es el mejor.

Trata a tu piel con amabilidad y optimiza su nutrición consumiendo frutas y verduras ricas en antioxidantes, grasas saludables provenientes del pescado y nueces, y ten una dieta variada y equilibrada. Esto debería proporcionarte niveles óptimos de los nutrientes que son cruciales para que la piel este radiante.

1. Come Cinco Porciones de Frutas y Verduras Todos los Días.

Las frutas y verduras contienen poderosos antioxidantes que ayudan a proteger la piel del daño celular causado por los radicales libres. Los radicales libres, el tabaquismo , la contaminación y la luz solar pueden causar arrugas y manchas de la edad. Come Frutas coloridas  y verduras, teniendo por lo menos cinco porciones al día . El betacaroteno, que se encuentra en las zanahorias, las batatas y la calabaza. Y la luteína, que se encuentra en la col rizada, la papaya y la espinaca, son potentes antioxidantes, para el desarrollo normal de las células de la piel y tener un tono saludable.

2. Come Suficiente Vitamina C y Ayuda a tu Piel

La vitamina C es un excelente antioxidante. Es necesario para apoyar el sistema inmunológico, promover una piel radiante y ayudar a que las manchas se quiten paulatinamente. Las mejores fuentes son las grosellas negras, arándanos , brócoli , guayaba, kiwi, naranja , papaya, fresas y batatas. La vitamina C es necesaria para producir colágeno que fortalece los capilares que abastecen la piel.

3. No Juegues con las Dietas

Perder de forma repetida y recuperar peso puede hacer mella en tu piel, causando flacidez, arrugas y estrías. Las dietas estrictas también suelen ser escasas en vitaminas y minerales esenciales. Durante largos periodos de tiempo, este tipo de dieta se reflejará en tu piel. Siempre es mejor tener una dieta sana y equilibrada. Si estás considerando probar un plan de pérdida de peso, asegúrate de tener primero la informacion necesaria para lograr este cometido.

4. Abastecerse de Selenio.

El selenio es un poderoso antioxidante. Funciona de manera conjunta con las vitaminas E y C, y es esencial para respaldar el sistema inmunológico. Los estudios sugieren que una dieta rica en selenio puede ayudar a protegerte contra el cáncer de piel, el daño solar y las manchas de la edad. Una forma de aumentar su ingesta es comer nueces de Brasil. Solo cuatro nueces proporcionarán la cantidad diaria recomendada. Mezclalas con otras semillas ricas en vitamina E, como bocadillo o ensalada. Otras buenas fuentes son el pescado, mariscos, huevos , germen de trigo, tomates y brócoli. .

5. Come Suficiente Vitamina E

La vitamina E protege la piel del daño oxidativo (celular) y apoya a su  crecimiento. Los alimentos ricos en vitamina E incluyen almendras , aguacate , avellanas , piñones, aceites de girasol y maíz.

6. Beber de Seis a Ocho Vasos de Agua al Día.

La piel necesita humedad para mantenerse flexible. Incluso una deshidratación leve hará que tu piel se vea seca, cansada y ligeramente gris. Beba de seis a ocho vasos de agua al día: todos los líquidos cuentan para su consumo diario, pero el agua es la mejor. Si trabaja en una oficina, mantén una botella grande en tu escritorio para recordarte que debes de beber.

Los tés a base de hierbas y sin cafeína también son buenos. No olvide que algunas frutas y verduras, como la sandía, el calabacín y el pepino, también contribuyen con los líquidos. El beneficio adicional es que los minerales que contienen aumentarán la tasa de hidratación del cuerpo y la piel. Evita fumar y el consumo excesivo de alcohol, ya que ambos pueden envejecer la piel.

7. Comer un Poco de Grasa Saludable Nutrirá tu Piel

Grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas: los tipos que se encuentran en los aguacates , pescados grasos, nueces y semillas, proporcionan ácidos grasos esenciales que actúan como un humectante natural para la piel. Manteniéndola flexible y mejorando la elasticidad. Estas grasas también vienen empaquetadas con una dosis saludable de vitamina E la cual ayudará a la protección del daño causado por los radicales libres.

8. Optar por Omega-3

Asegúrate de obtener suficientes grasas omega-3 y omega-6. Estos son ácidos grasos esenciales, lo que significa que no se pueden producir en el cuerpo y se deben obtener a través de la dieta. Encontrará omega-3 en pescado y fuentes de plantas, como la linaza y su aceite, semillas de chia , nueces. y aceite de colza. Las grasas omega-3 estimulan al cuerpo a producir compuestos antiinflamatorios, que pueden con el eccema y la psoriasis.

9. Come fitoestrógenos.

Los fitoestrógenos son sustancias químicas naturales que se encuentran en los alimentos vegetales. Tienen una estructura similar al estrógeno y se ha encontrado que ayuda a mantener las hormonas naturales en equilibrio. Existen diferentes tipos, algunos se encuentran en productos de soja como el tofu , mientras que otros estan en la fibra de los cereales integrales, frutas, verduras y linaza. Incluye soya rica en fitoestrógenos, cereales integrales, frutas y verduras como parte de una dieta balanceada .

10. Buscar Carbohidratos con Bajo IG

El índice glucémico (IG) es un sistema que clasifica los alimentos a base de carbohidratos según la velocidad o la rapidez con que se descompone en el cuerpo la glucosa. Trata de comer muchos frijoles, legumbres, avena y otros carbohidratos de bajo GI y de liberación lenta. Estos llevan azúcar al torrente sanguíneo, brindándole un suministro constante de energía y haciendo que se sienta satisfecho por más tiempo. Evita los carbohidratos con alto IG como las galletas y las bebidas azucaradas, ya que conducen a la producción de insulina, que puede dañar el colágeno y acelerar las arrugas.

11. Comer Mucho Zinc Ayuda a la Piel

El zinc interviene en el funcionamiento normal de las glándulas sebáceas de la piel (que producen aceite) y ayuda a reparar el daño de la piel y a mantener la piel suave y flexible. Los alimentos ricos en zinc incluyen pescado, carnes rojas magras, cereales integrales, aves, nueces, semillas y mariscos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!