¿Como Determinar que Tipo de Cabello Tienes?

Lo que Debes de Tener en Cuenta para Determinar tu Tipo de Cabello

Saber el tipo de cabello que tienes es crucial para tener un régimen de cuidado eficaz y adecuado. Sin embargo, muchas personas mantienen una idea errónea del tipo que tienen, ya que es difícil si no se cuentan con los parámetros correctos. Las categorías obvias de grueso, delgado, rizado o graso apenas rayan la superficie de lo que conforma el tipo de cabello . Al igual que tu, cada cabello es único. Entenderlo te llevara a invertir tiempo y dinero en productos, y tratamientos que realmente funcionarán y te  ayudarán a tomar buenas decisiones sobre su cuidado.

Aquí hay algunos factores a considerar para determinar tu tipo de cabello.

Diámetro de las Hebras Capilares.

El mejor lugar para comenzar a determinar tu tipo de cabello es midiendo el diámetro de una sola hebra. Toma una hebra entre las puntas de tus dedos. ¿No sientes nada? Este es un signo de que es fino. Si sientes ligeramente la hebra, tu cabello es de ancho medio y si se siente grueso o con textura, es probable que sea áspero.

Otra prueba incluye tomar una sola hebra y colocarla sobre una superficie plana. Si es apenas visible, está bien. Si se ve con textura y gruesa , es áspero. Colocar una sola hebra junto a un trozo de hilo también puede ayudar a medir su diámetro. Si tiene aproximadamente el mismo ancho, tu cabello es mediano. Si es mayor que el hilo, es grueso.

Densidad del Cabello

La gente a menudo confunde el diámetro y la densidad, lo cual es algo que se debe evitar. Una persona puede tener un  cabello fino pero tener una cantidad abundante. Esencialmente, la densidad se refiere a la cantidad que tienes. Es la cantidad de hebras en sí mismas y no el grosor de cada una. El diámetro delgado no siempre es igual a la densidad delgada, ni el diámetro medio es igual a la densidad media. Muy a menudo las personas tienen diferentes densidades y diámetros.

El método para determinar la densidad es simple. Toma un puñado de cabello de la parte frontal de la cabeza y tira suavemente hacia un lado. ¿Gran parte de tu cuero cabelludo es visible entre los racimos de las hebras? Si es así, esto significa que tienes poca densidad, si apenas puedes ver tu cuero cabelludo, la densidad es alta.

Elegir Productos de Acuerdo con la Densidad de tu Cabello

La densidad y el diámetro son factores clave para ayudar a determinar el tipo de productos a utilizar. Por ejemplo, alguien con cabello denso y mechones gruesos necesitará productos suavizantes y anti-frizz . Mientras que alguien con baja densidad y mechones gruesos necesitará productos para dar volumen, para que asi se vea más lleno.

Para cabello de baja densidad, las extensiones son las mejores amigas de las mujeres. Las extensiones de alta calidad están hechas de 100% cabello humano, que se combinan a la perfección dando un acabado natural, agregando volumen y longitud.

Uso de Extensiones de Cabello

Las damas con alta densidad también pueden amplificar su apariencia con extensiones de cabello. La mayoría de los productores de extensiones  ofrecen una amplia gama de grosor para adaptarse a cabellos delgados y gruesos.

Elasticidad

¿Alguna vez has intentado estirar una hebra de tu cabello?. Esta es una forma sencilla de determinar la elasticidad y la fuerza que tiene. Si la hebra  se engancha inmediatamente después de intentar jalarla entre los dedos, su elasticidad es baja, mientras que si puede estirarla, su elasticidad es alta.

La elasticidad del cabello es un indicador de si esta saludable y ayuda a determinar qué tan bien puede mantener tu cabello cualquier peinado. El cabello de alta elasticidad puede retener mejor la forma, como rizos, ondas u otros peinados fácilmente. Mientras que el cabello de baja elasticidad necesitara más productos para mantener los estilos. Con el cabello de baja elasticidad, es importante buscar productos y tratamientos de fortalecimiento, como las mascarillas para prevenir la rotura y reforzar sus mechones.

Porosidad del Cabello

Los tratamientos químicos con tintes o los permanentes, siempre causan algún daño. Sin importar cuán sanos, gruesos y lujosos sean tus mechones. Antes de someterlos a otro tratamiento químico, intenta una prueba de porosidad. La porosidad es la capacidad del cabello para absorber la humedad y los  productos Ayudándote a determinar el tipo de tratamientos químicos que tu cabello puede soportar.

La Prueba de Porosidad

Para la prueba de porosidad, llena un recipiente con agua y coloca un solo mechón en el recipiente. Si la hebra se hunde hasta el fondo, tiene una alta porosidad y absorbe toda la humedad. Si tu mechón permanece debajo de la superficie pero flota sobre el fondo del tazón, está bien equilibrado y tiene una porosidad normal. Si la hebra flota sobre la superficie del agua, tu cabello tiene una baja porosidad y no absorbe la humedad fácilmente.

Cabello con Alta Porosidad

El cabello con alta porosidad significa que puede haber daños alrededor de la cutícula, atribuidos a los tratamientos químicos o al peinado con calor, entre otros factores. También significa que puede absorber el producto de forma fácil y rápida, lo que implica un uso mas abundante más para ver sus efectos. Uno de tipo poroso puede absorber los productos rápidamente, pero no significa necesariamente que esté hidratado o bien nutrido. Con el cabello altamente poroso, es mejor evitar el peinado con calor y los tratamientos con alto contenido de químicos que pueden secar el cabello. En su lugar, busca máscaras para el cabello, aceites y productos que proporcionen humedad y ayuden a reparar las cutículas dañadas.

Cabello con Baja Porosidad

Para cabellos con baja porosidad, la cutícula se forma de manera plana en el exterior y evita que el agua o la humedad se absorba en las hebras. Si tu cabello tarda más en secarse cuando lo mojas o los productos parecen acumularse en lugar de mezclarse, estos son signos de baja porosidad. Para aprovechar al máximo los productos, intenta aplicarlos mientras esté húmedo y asegúrate de que se distribuyan de manera uniforme para evitar la acumulación.

Las personas con baja porosidad pueden descubrir que pueden necesitar más de un tratamiento químico al teñir, alisar o rizar, pero repetir varios tratamientos puede ser muy dañino. Asegúrate de emplear productos para el cabello teñido, por ejemplo tratamientos hidratantes para ayudar a bloquear el estilo, pero también para mantener su salud.

Extensiones Según la Porosidad

Ya sea para cabello poco poroso o muy poroso, las extensiones son una forma libre de químicos para experimentar, no solo con el color, sino con diferentes texturas, longitudes y estilos. Lo que te puede hacer lucir como quieres en cuestión de minutos y fortalecerá tu imagen.

Productos Capilares Según la Porosidad

El cabello grueso tiene mucha textura y, por lo tanto es propenso al frizz y la sequedad, ya que este tipo no retiene el agua. Para este tipo, usa champús y acondicionadores humectantes, especialmente los que contienen glicerina, ya que este ingrediente ayudan a hidratar las hebras del cabello y retener la humedad. El uso de aceites para el cabello , especialmente los que están hechos de aceite de coco o argán, también ayudaran a controlar el frizz .

Para cabellos delgados, es mejor buscar productos que ayuden a prevenir la rotura o desprendimiento, así como a estimular el crecimiento y promover el grosor. Buscar champús y acondicionadores con ingredientes como la vitamina E, la biotina y los aminoácidos, los cuales  promoveran un cabello más grueso y saludable.

Cuero Graso vs Seco

La salud del cuero cabelludo es la base para la salud general del cabello. Es importante tener en cuenta que alguien puede tener un cuero cabelludo aceitoso, pero tener las puntas secas o abiertas, en cuyo caso es importante la distribución de los productos que usa y cómo se aplica. Por ejemplo, en esta situación, el acondicionador debe aplicarse en el eje medio hacia la parte inferior del cabello para hidratar donde sea necesario y mantener el exceso de humedad o aceite lejos del cuero cabelludo.

Para determinar qué tan grasoso o no es tu cuero cabelludo, inspecciona tu cabello y el cuero cabelludo al segundo día después de un lavado. Si parece resbaladizo o grasiento, tienes un cuero cabelludo graso. Si ve que se forman escamas, tiene un cuero cabelludo seco, y si tiene el mismo aspecto que el día anterior, tu cuero cabelludo está bien equilibrado.

Para un cuero cabelludo seco, busca productos y tratamientos que hidraten y limpien. Para un cuero cabelludo graso, no caigas en la idea errónea de que tienes que lavarte más a menudo, ya que esto podría causar una mayor acumulación de aceite. Debido a que el cuero cabelludo producirá más aceite para compensar la pérdida natural durante el lavado y el secado. Trata de minimizar la cantidad de productos que usas en tu cabello y asegúrate de enjuagarlo cuando lo hagas. Busca champús y acondicionadores que no contengan sulfato ni silicona y evita los aceites pesados.

Textura

Guardamos lo más fácil para el final. La mayoría de nosotros podemos determinar por nuestra cuenta si nuestro cabello es liso, ondulado o rizado . A veces, la textura puede cambiar a medida que envejecemos o experimentamos cambios hormonales, como durante el embarazo o el uso de ciertos medicamentos, como las píldoras anticonceptivas.

Existen productos específicamente diseñados para mantener rizos o alisar el cabello . Por lo que es fácil mezclar y combinar los productos que necesitas para su textura, además de satisfacer las necesidades de densidad y porosidad de tu cabello.

¿Cuales son los Resultados?

Después de pasar por las pequeñas pruebas de cabello, es probable que encuentres es una mezcla de densidad baja, pero altamente porosa, o diámetro grueso pero baja elasticidad. De cualquier manera, tener una comprensión integral de tu tipo, hara que comprar productos y saber como usarlos, sea mucho más fácil.

Solo porque la mayoría de los productos como el champú y los acondicionadores vienen en conjunto, no tenga miedo de mezclar y combinar lo que necesitas. Con tantos productos en el mercado, las marcas son muy conscientes de etiquetar sus productos para tipos de cabello específicos, así que tómate un minuto para revisar la lista de ingredientes de los productos para el cabello.

Conocer la porosidad de tu cabello, así como su densidad y el nivel de elasticidad, ayudará a determinar el tipo de tratamientos químicos que puede soportar. Por ejemplo, si tienes poca porosidad y es delgado, sera mejor evitar tratamientos extremos como el blanqueado, ya que puede quemar y romperlo.

Pasar por todas las pruebas puede resultar abrumador al mismo tiempo, pero hará que las decisiones de cuidado sean mejores y más fáciles.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!