¿Que Hacer si Alguien Tiene una Convulsión?

¿Como Ayudar a Alguien que Sufre una Convulsión?

Ser testigo de alguien que tiene un ataque epiléptico o una convulsión puede ser realmente aterrador. Pero la mayoría de las convulsiones no son una emergencia. Se detienen por sí solos sin efectos secundarios permanentes.

No hay mucho que puedas hacer para detener una convulsión una vez que comienza. Pero hay pasos simples que puede tomar para proteger a alguien de un daño durante una convulsión. Vale la pena conocer algunos de los primeros auxilios básicos, y cuándo es el momento de llamar a los números de emergencia.

Tipos de Convulsiones

Existen diferentes tipos de convulsiones, algunas son más peligrosas que otras. Tipos principales:

Convulsiones tónico-clónicas: estas son las más notables. Cuando suceden tu cuerpo se pone rígido, se sacude y tiembla, y pierdes el conocimiento. A veces se pierde el control de la vejiga o los intestinos. Por lo general, duran de 1 a 3 minutos; si duran más tiempo, alguien debe llamar al numero de emergencia. Esto puede provocar problemas respiratorios o hacer que se muerda la lengua o la mejilla.

Convulsiones clónicas: los músculos tienen espasmos, que a menudo hacen que los músculos de la cara, el cuello y los brazos se sacudan rítmicamente. Pueden durar varios minutos.

Convulsiones tónicas: los músculos de los brazos, las piernas o el tronco se tensan. Por lo general, estos duran menos de 20 segundos y suelen ocurrir cuando estás dormido. Pero si estas de pie en ese momento, puede perder el equilibrio y caer. Estos son más comunes en las personas que tienen un tipo de epilepsia conocido como síndrome de Lennox-Gastaut, aunque las personas con otros tipos también pueden tenerlos.

Otras Convulsiones

Convulsiones atónicas: los músculos se aflojan repentinamente y la cabeza puede inclinarse hacia adelante. Si el paciente está sosteniendo algo se le caerá , y si está de pie se ira al piso. Estos usualmente duran menos de 15 segundos, pero algunas personas tienen varios episodios seguidos. Debido al riesgo de caídas, las personas que tienden a tener convulsiones atónicas pueden necesitar usar algo como un casco para protegerse la cabeza. Las personas que tienen el síndrome de Lennox-Gastaut y otro tipo de epilepsia llamada síndrome de Dravet, tienen más probabilidades de tener este tipo de convulsiones.

Convulsiones mioclónicas: sus músculos se sacuden repentinamente como si hubiera estado en shock. Pueden comenzar en la misma parte del cerebro que una convulsión atónica, y algunas personas tienen convulsiones tanto mioclónicas como atónicas.

Ausencias: parece desconectado de las personas que lo rodean y no responde a ellas. Puede mirar fijamente al espacio y sus ojos podrían volverse hacia atrás en su cabeza. Por lo general, duran solo unos segundos, y es posible que no recuerdes haber tenido uno. Son más comunes en niños menores de 14 años.

Secuencia de Eventos en una Convulsión

La persona pueden dejar de responder. Si les hablas no responden y no reaccionan ante estímulos, como agitar una mano en su cara o sacudirlos. Ella puede colapsar de repente.

Sus músculos se tensan y se ponen rígida como una tabla. Esta es la fase tónica. Dura unos segundos.

A continuación, una serie de movimientos bruscos convulsionan su cuerpo. Esta es la fase clónica. Puede durar unos segundos o varios minutos.

Con el tiempo, la sacudida se detiene y ella recupera la conciencia. Puede estar confundida o desorientada por un período corto.

Cualquier ataque generalizado puede ser peligroso porque la persona no es consciente de su entorno y no puede protegerse de los daños. Los movimientos incontrolados durante una convulsión tónico-clónica generalizada aumentan las posibilidades de lesión. Este tipo es más probable que resulte en un viaje a la sala de emergencias.

Primeros Auxilios a una Persona que Tiene una Convulsión.

Algunas acciones a tomar al momento de presenciar un ataque epiléptico es:

  • Mantener a otras personas fuera del camino.
  • Quitar los objetos duros o afilados que estén cerca de la persona.
  • No trates de sostenerla o de detener los movimientos.
  • Coloco a las personas de lado, para ayudar a mantener despejadas las vías respiratorias.
  • Mira tu reloj al inicio del episodio, para medir su duración.
  • No pongas nada en su boca. Contrariamente a un mito popular, no puedes tragarte la lengua durante una convulsión. Pero si pones un objeto en su boca, ella podría dañar sus dientes o morderte.

Las convulsiones más leves, como breves períodos de mirar o sacudir los brazos o las piernas, no son emergencias. Pero debes alejar suavemente a la persona de las amenazas. Puede estar en un estado como el sonambulismo, donde el tráfico o las escaleras representan un peligro. Toda actividad de convulsiones debe ser reportada a su médico.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!