Pierde Peso con una Dieta Saludable

¿Cuál es la Mejor Dieta para Bajar de Peso de Forma Saludable?

¿Como perder peso? es una de las cuestiones que mas personas han dado respuesta creyendo tener la razón . Algunos afirman que la clave es ingerir menos alimentos y hacer más ejercicio, otros que la única forma de tener éxito es con una dieta baja en grasa y saludable. Mientras que otros sugieren recortar carbohidratos. Entonces, ¿Qué deberías creer?

No existe una sola solución para la pérdida  saludable y sostenida de peso. Lo que es bueno para una persona puede que no funcione para otra. hay que tener en cuenta que los cuerpos responden de manera distinta a los alimentos. Según la genética y otros factores de salud. Para hallar el método de pérdida de peso que sea pertinente para ti, tendrás que estar consciente de que tomará tiempo y demandara paciencia, compromiso y experimentar con distintos alimentos y dietas.

Algunas personas les va bien si disminuyen las calorías o métodos restrictivos similares, a otras les funciona el tener libertad para planear los esquemas de pérdida de peso.  Eludir los alimentos que son  fritos o disminuir los carbohidratos refinados te permitirá tener éxito. Por lo tanto, no debes darte por vencido si una dieta que le funcionó a una persona no te da frutos. Tampoco debes castigarte con una dieta que sea demasiado dura para que puedas seguirla.

Recuerda que no hay una solución sencilla para perder peso, pero si existen muchos pasos que puedes tomar para construir una relación más saludable con los alimentos. Así mismo, se deben controlar los desencadenantes emocionales para comer excesivamente y lograr un peso saludable. Seguir una Dieta Saludable y equilibrada siempre sera la mejor opción. Una forma de conseguirlo es seguir dietas veganas o del mediterráneo.

Cuatro Estrategias Populares Para Perder Peso.

1. Cortar Calorías para que sea Saludable.

Muchos especialistas consideran que controlar con éxito el peso se representa en una simple ecuación. Si ingieres menos calorías de las que quemas, perderás peso. Esto suena fácil, pero entonces, ¿por qué es tan complicado perder peso?

La pérdida de peso no es un proceso linealizado en el tiempo. Cuando disminuyes calorías, perderas peso durante las primeras semanas, pero después algo cambia. Esto se debe a que cuando pierdes peso, estas deshaciéndote de tejido magro, así como de grasas. Haciendo que tu metabolismo de ralentice y tu cuerpo cambia de otras maneras. Por lo tanto, para seguir bajando de peso cada semana, debes continuar la reducción de calorias.

Hay que tomar en cuenta de que alimentos provienen las calorías. Comer 100 calorías de un refresco el cual es alto en fructosa, por ejemplo, puede tener un efecto contrario en tu cuerpo que si consumes 100 calorías de coliflor. El truco para perder peso de manera sustentable es deshacerse de los alimentos que están llenos de calorías pero que no te hacen sentir lleno, como los dulces, y reemplazarlos con alimentos que te satisfagan sin estar cargados de calorías, como las verduras.

Muchos de nosotros no siempre comemos para satisfacer el hambre. También recurrimos a los alimentos para estimularnos o para disminuir el estrés. Lo que puede llevar al fracaso cualquier plan de pérdida de peso.

2. Cortar los Carbohidratos para que la Comida sea Saludable.

Un enfoque  diferente de concebir la pérdida de peso es la forma en que el cuerpo acumula grasa después de comercarbohidratos. Cuando consumes una comida, los carbohidratos ingresan en tu torrente sanguíneo como glucosa. Para mantener tus parámetros de azúcar en la sangre en control, el cuerpo consume esta glucosa antes de deshacerse de la grasa de una comida.

Si consumes una comida con abundantes carbohidratos, por ejemplo pasta, arroz, pan o papas fritas. El cuerpo produce insulina para ayudar a metabolizar toda esta glucosa a la sangre. Además de regular los niveles de azúcar, la insulina evita que las células de grasa sean quemadas, ya que la prioridad es utilizar la glucosa. Por lo que se generan más células de grasa para almacenar todo lo que el cuerpo no puede quemar. El resultado es un aumento de peso, lo que hace que el cuerpo requiera más combustible, lo que te lleva a  comer más. Para perder peso, es necesario romper este ciclo disminuyendo los carbohidratos .

La mayoría de las dietas bajas en carbohidratos apelan por cambiar a los carbohidratos con proteínas y grasas, lo que podría conllevar algunos efectos negativos a largo plazo. Si pruebas una dieta baja en carbohidratos, debes bajar los riesgos y limitar la ingesta de grasas saturadas y trans. Selecciona carnes magras, pescado, alimentos vegetarianos y productos lácteos bajos en grasa.

3. Limitar la Ingesta de Grasas para una Dieta Saludable

Es un sostén de muchas dietas: si no deseas engordar, no ingieras grasa. Camina por el pasillo de cualquier supermercado de comestibles y te  llenaran con anuncios de refrigerios bajos en grasa, productos lácteos y comidas empacadas. Pero un fenómeno a considerar es que mientras nuestras alternativas de alimentos bajos en grasa han ido en aumento, también lo han hecho las tasas de obesidad. Entonces, ¿Por qué las dietas bajas en grasa no han sido exitosas para todos?

No toda las grasas son malas. Las grasas saludables  pueden contribuir a controlar tu peso, así como a mejorar tu estado de ánimo y combatir el cansancio. Las grasas no saturadas que se encuentran en la leche de soya, aguacates, semillas, nueces, tofu y pescado, pueden cubrir  el impulso de comer. Agregar un poco de aceite de oliva a un plato de verduras, lo hace  más fácil de comer y optimiza la calidad general de la  dieta.

A menudo hacemos compensaciones equivocadas lo que no es saludable. Muchos de nosotros cometemos el error de intercambiar la grasa por las calorías que provienen de la azúcar y los carbohidratos refinados. En vez de comer yogur entero, comemos versiones bajas en grasa que tienen mucha azúcar para compensar la disminución del sabor. O cambiamos el tocino que es grasoso, por un panque o dona que causa un incremento rápido de la azúcar en el torrente sanguíneo.

4. Seguir la Dieta Mediterránea ya que es Saludable.

La dieta mediterránea hace hincapié en consumir grasas beneficiosas y carbohidratos, aunado a grandes cantidades de frutas y verduras frescas, pescado, nueces y aceite de oliva. Mientras consumes cantidades pequeñas de carne y queso. Sin embargo, la dieta mediterránea es algo más que alimentarse. La actividad física y compartir comidas con otras personas también son elementos principales.

Cualquiera que sea la estrategia de pérdida de peso que intentes, es importante mantenerse motivado y evitar las dificultades comunes de la dieta, como comer emocionalmente y recuerda que todo lo que hagas debe de ser saludable.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!