Dieta Saludable para las Enfermedades Crónicas.

Alimentación Saludable para la Prevención y el Cuidado de Enfermedades Crónicas.

Ten una Dieta Saludable para Prevenir y Controlar las Enfermedades Crónicas.

Fomentar una dieta saludable en las personas promueve la prevención y el control de enfermedades crónicas. De las diez principales causas de muerte en el mundo, al menos siete están directamente relacionadas con la alimentación que tenemos. Estas afecciones incluyen enfermedades cardíacas, pulmonares, cerebrovascular, renales, Alzheimer, diabetes y cáncer.

Poder de una Dieta Saludable

Según un estudio publicado por la Universidad de Nueva York, casi la mitad de todas las muertes por enfermedad cardíacas, accidentes cerebrovascular y diabetes, se deben a una dieta deficiente y subóptima.

Se sabe que una mala alimentación es responsable de más muertes por enfermedades crónicas a nivel poblacional, que por fumar. La mayoría de las personas saben que no es una buena idea fumar, pero es casi seguro que muchas de ellas no entienden  la importancia en la elección de la comida que hacen diariamente.

Se tiene el poder de prevenir aproximadamente el 80% de las enfermedades crónicas a través de hábitos simples en el estilo de vida. Entre ellos,  la nutrición está en la parte superior de la lista.

Los alimentos y los patrones de alimentación se dividen en tres categorías diferentes: saludables, discutibles e insalubres. Los alimentos etiquetados como saludables, que incluyen granos enteros, legumbres, frutas, verduras, nueces y semillas, son aquellos que tienen un consenso muy amplio sobre la promoción de la salud y la prevención de enfermedades. A la inversa, los alimentos etiquetados como insalubres, como la carne procesada, la carne roja, el azúcar, los granos refinados y los alimentos ultra-procesados, tienen un impacto negativo a la salud, lo cual se ha demostrado con diferentes experimentos en todo el mundo. Los alimentos etiquetados como discutibles, que incluyen a la carne de aves de corral, los huevos, los productos lácteos y el pescado, han demostrado tanto beneficios como daños.

La mayoría de las personas tienen una nutrición basada en alimentos discutibles e insalubres. Entonces, la pregunta es ¿Cómo hacer que se consuman más  alimentos saludables?.

Enfermedades Cardio-vasculares

La carne roja y procesada está asociada con un mayor riesgo cardiovascular. Las personas que siguen una dieta sin carne tienen entre un 24% y un 29% menos riesgo de mortalidad y un 32% menos de incidentes.

Los azúcares y los granos refinados tienen un papel muy poderoso en la aceleración del riesgo de enfermedad coronarias, accidente cerebrovascular y enfermedades cardiovasculares. Las frutas y verduras se asocian con una tremenda reducción del riesgo en estas enfermedades. Solo dos porciones y media de frutas y verduras al día reducen el riesgo de enfermedades coronarias en un 8%, el derrame cerebral en un 16% y la muerte de cualquier cosa en un 10%.

Si se agrega una o dos frutas o verduras al día, eso es clínicamente significativo en términos de riesgo  y ​​mortalidad.

Una Dieta Saludable para la Resistencia a la Insulina

La carne procesada es la que está más estrechamente relacionada con el riesgo de diabetes tipo 2, lo que confiere un 37% de  mayor riesgo. La propensión de diabetes tipo 2 también aumenta cuando los carbohidratos son reemplazados por proteínas.

Por otro lado, el consumo de granos integrales y frutas reduce el riesgo de diabetes. Comer una pieza de fruta al día reduce el riesgo de diabetes en un 12% y comer una fruta tres veces a la semana en pacientes que ya tienen diabetes. Reduce el riesgo de mortalidad en un 17%, las complicaciones microvasculares en un 28% y las macrovasculares en un 17%.

La fruta es realmente muy beneficiosa para los pacientes que tienen diabetes tipo 2 y los prediabeticos.

Prevención de Cáncer

El consumo de 100 gramos de carne roja por día aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 17% y 50 gramos de carne procesada por día incrementa el riesgo en un 18%.

Los médicos alientan a los pacientes a comer siete porciones y media de frutas y verduras cada día, lo que se asocia con una reducción significativa del 14% en la propensión de tener cáncer.

Los granos integrales también son potentes para reducir el riesgo de cáncer y disminuyen la mortalidad  en un 17%.

Obesidad

La mejor dieta para bajar de peso saludable es una dieta sostenible o un patrón de alimentación que no sea temporal. Con esto se optimizara la salud en general independientemente de la pérdida de peso.

Las dietas bajas en carbohidratos y proteínas, como la dieta cetogénica , no son recomendadas. En cambio, una dieta rica en alimentos vegetales es adecuada, ya que están vinculadas a un Indice de Masa Corporal más saludable.

La fibra tiene un efecto benéfico, ya que solo 14 gramos por día reduce el consumo de calorías de forma natural entre un 10 y un 18%. Ese es el santo grial de la pérdida de peso, pues se comen menos calorías  y se tiene una sensación de saciedad.

Asesoramiento para Tener una Dieta Saludable

Las barreras comunes al asesoramiento nutricional incluyen la falta de conocimientos y capacitación, presiones de tiempo, entorno alimentario, problemas culturales y financieros, y la creencia en la mayoría de los pacientes de que no podrán cambiar sus hábitos alimenticios.

El primer paso en el asesoramiento nutricional es iniciar una conversación con un experto. El te transmitirá la importa de lo que estás comiendo. Los médicos miden el nivel de interés en los pacientes. Para paciente motivados e interesados, sera mas sencillo incorporar un esquema alimenticio que ayude a tu enfermedad. Lo que se proyectara en una mejora en tu calidad de vida.

Es necesario comprender todo lo que esta implícito en una buena alimentación. Se deben de aclarar los conceptos erróneos y establecer un escenario de hacia donde nos dirigimos si no cambiamos nuestra alimentación. Esto hará que se cree una consciencia de la importancia de ser disciplinados en la dieta que llevamos y empecemos a disfrutar de ella.

El medico nos ayudara a establecer un objetivo específico y un ritmo cambio. En las visitas de seguimiento, los médicos evaluaran el grado de avance en los objetivos. Identificando qué funcionó, qué no y por qué, se establecerán nuevas metas y nos brindaran apoyo y un reforzamiento positivo.

Lo mas importante en esta tarea, es tener fuerza de voluntad, ya que muchas veces es necesario  cambiar el entorno y la rutina , y formar nuevos hábitos. Nuestras familias deben estar involucradas en este proceso, para que todos estén en la misma sintonia y se tenga un mayor grado de éxito.

Solo recuerda que nadie podrá hacer la transición a una dieta saludable de la noche a la mañana, por lo que la planificación de las comidas y la compra de alimentos también juega un papel importante.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!